jun 242012
 

No se porque razón me costó bastante ver “Salvar al soldado Ryan” en su día… creo que era porque tenía cierta aversión hacia Tom Hanks, y el caso es que no ví la película cuando fue estrenada sino hasta varios años más tarde, y desde luego, al verla, me di cuenta de que había cometido un error de principiante.

El poster original de la película "Salvar al soldado Ryan"

Porque ”Salvar al soldado Ryan” es, sin duda, una de las más grandes películas bélicas rodadas, con su justa medida de violencia, drama, sensibilidad y ritmo.

En resumen, que a Spielberg le dió por recrear el desembarco de Normandia en el marco de una historia de fondo bastante emotivo y la jugada, llamada ”Salvar al soldado Ryan”, le salió redonda.

Lo que la película nos cuenta es la historia, en la Segunda Guerra Mundial, en pleno desembarco de Normandia, de un pelotón de los Estados Unidos deberá buscar y traer de vuelta a casa al soldado Ryan, que ha perdido a todos sus hermanos en combate. La película comienza con un asombroso y apoteósico “Día D” (6 de Junio de 1944), el día del desembarco Estadounidense en la playa de Normandía (Francia), y al ver los quince primeros minutos del metraje te das cuenta de la inmensidad del mismo. Spielberg puso en esta película todo el realismo posible y como resultado, una de las mejores escenas, si no la mejor, de la II Guerra Mundial en el cine. Una secuencia, como decimos, que deja sin respiración, transmite una mínima parte de la ansiedad y caos que debió vivirse en aquella playa y, no olvidarse, el horror que supone una guerra. Toda una declaración de intenciones de lo que luego sería un relato cargado de un mensaje antibelicista. Continue reading »