jun 272012
 
Un dia de furia

Un dia de furia, un día en el que es mejor no cruzarse con el personaje de Michael Douglas

Lo primero que sorprende al ver “Un día de furia” es la actuación tan brutal que se marca Michael Douglas (sobre todo habituados a verle en otro tipo de papeles más “corrientes”, menos arriesgados, más típicos), que encarna al protagonista y antihéroe de esta película, Bill Foster, un tipo corriente, común, uno de tantos, un arquetipo, que un día, por una suma de circunstancias, pierde absolutamente el control.

“Un día de furia” es una película que acojona porque es una historia muy real: un tio normal, que harto de todo, se vuelve una especie de Rambo por estar hasta los huevos

La historia de “Un dia de furia” en realidad es muy convencional y nada sorprendente: Primera hora de la mañana. Hora punta, para más detalle. Un calor abrasador. Bill Foster está en un monumental atasco en la autovía. Pudiera pensarse que va a trabajar. Él sólo quiere volver a casa… y se lo están impidiendo. ¿Quién? Todos. A su manera. La verdad, no es una opción muy inteligente cruzarse en su camino. Hoy tiene un día “tonto”. Un día de esos en los que una mala contestación puede hacerle perder los pocos nervios que le quedan. Y no tarda en perderlos. Douglas interpreta a un hombre que lo ha perdido todo por culpa, en parte, de una especial propensión que siente hacia la violencia y en concreto, en este día, pierde por completo el control de todo, y se desata, se deja llevar, a lo largo de “Un día de furia”. Continue reading »

Búsquedas que se han hecho relacionadas con esta película:

  • un dia de furia