jul 072012
 
Cartel de la película "El silencio de los corderos"

La polilla del cartel tiene su explicación y su razón, ¿cual?, pues a verla tocan

Conservo una copia en VHS (si, si, en VHS) de “El silencio de los corderos”. Lo chulo es que la conservo porque fue una película que me impactó tanto que la alquilé en el videoclub de turno varias veces, y la última vez que lo hice el videoclub cerró y me quede con la película en mi poder… para siempre!!! Ni se la de veces que la habré visto y casi quemado.

Y es que “El silencio de los corderos” es una película hipnótica, que te atrapa, que te lo hace pasar mal y en la que descubres matices cada vez que la ves.

¿Y qué cuenta “El silencio de los corderos” qué la hace una película tan atractiva? Pues una historia en la que la agente novata del FBI Clarice Starling debe entrevistar en prisión al peligroso asesino Dr. Hannibal Lecter como encargo de su jefe y parte de una investigación. Clarice confía en que éste le revelará información acerca de un asesino en serie conocido como Buffalo Bill, que secuestra a mujeres a las que después asesina de una forma especialmente cuidadosa y cruel. Lecter se siente cautivado por la bella Starling y comienza a darle pistas, que bien podrían ser ciertas como formar parte de un simple juego. El terror crece cuando Buffalo Bill secuestra a su última víctima, hija de una importante política. Para encontrar al asesino, Starling habrá de penetrar en la mente de Lecter y entre ellos se entablara una curiosa relación, fruto de la cual conoceremos el significado de “El silencio de los corderos” entre otras cosas, pero, ¿llegarán a tiempo para salvar a la próxima víctima de Buffalo Bill?. Continue reading »