jun 282012
 
Poster de la película "Parque Jurásico"

El cartel de la película mola bastante, la verdad, y los dinosaurios volvieron con más fuerza que nunca.

Cuando fui a ver “Parque Jurásico” al cine, en su día, recuerdo que la sala estaba llena a reventar, supongo que por la gran cantidad de rumores que había sobre la pelí y por las expectativas que había levantado, sobre todo por sus efectos especiales, un auténtico boom en la época.

Porque “Parque Jurásico” va de un parque temático ocupado por dinosaurios de verdad, por obra y gracia de los efectos digitales.

y ese es un anzuelo que todos queríamos picar. La posibilidad de ver dinosaurios en una película y que además estuvieran hechos con efectos digitales de ultimísima generación que nos permitieran verlos como si fueran 100% reales. Pero “Parque Jurásico” no se quedó solo en el tema efectos y en dejarnos boquiabiertos con imágenes de dinosaurios 100% realistas como nunca los habíamos visto, no. Es una película de aventuras y fanatasía que roza la absoluta perfección… entretenimiento puro de enorme calidad con la marca del rey Midas de Hollywood, mister Steven Spielberg.

Lo que “Parque Jurásico” (adaptación de la novela del mismo título de Michael Crichton) nos cuenta es la historia de un magnate multimillonario que construye una reserva biológica y parque de atracciones en una isla cerca de Costa Rica. La misma cuenta con verdaderos dinosaurios, creados a través de la ingeniería genética. Para avalar la fiabilidad del Parque Jurásico y tranquilizar a sus inversores, se invita a un grupo de personas entre los que se encuentran un paleontólogo, una paleobotánica y un matemático experto en la Teoría del caos a visitar la isla. Durante el transcurso de la visita y pesar de los modernos sistemas de seguridad, el azar y las circunstancias, entre otros detonantes también analizados por dicha teoría matemática, se mezclan para desencadenar la pérdida de control del parque, quedando los visitantes, incluidos los nietos del magante, a merced de esta naturaleza anacrónica y los dinosaurios que lo habitan Continue reading »

jun 242012
 

No se porque razón me costó bastante ver “Salvar al soldado Ryan” en su día… creo que era porque tenía cierta aversión hacia Tom Hanks, y el caso es que no ví la película cuando fue estrenada sino hasta varios años más tarde, y desde luego, al verla, me di cuenta de que había cometido un error de principiante.

El poster original de la película "Salvar al soldado Ryan"

Porque ”Salvar al soldado Ryan” es, sin duda, una de las más grandes películas bélicas rodadas, con su justa medida de violencia, drama, sensibilidad y ritmo.

En resumen, que a Spielberg le dió por recrear el desembarco de Normandia en el marco de una historia de fondo bastante emotivo y la jugada, llamada ”Salvar al soldado Ryan”, le salió redonda.

Lo que la película nos cuenta es la historia, en la Segunda Guerra Mundial, en pleno desembarco de Normandia, de un pelotón de los Estados Unidos deberá buscar y traer de vuelta a casa al soldado Ryan, que ha perdido a todos sus hermanos en combate. La película comienza con un asombroso y apoteósico “Día D” (6 de Junio de 1944), el día del desembarco Estadounidense en la playa de Normandía (Francia), y al ver los quince primeros minutos del metraje te das cuenta de la inmensidad del mismo. Spielberg puso en esta película todo el realismo posible y como resultado, una de las mejores escenas, si no la mejor, de la II Guerra Mundial en el cine. Una secuencia, como decimos, que deja sin respiración, transmite una mínima parte de la ansiedad y caos que debió vivirse en aquella playa y, no olvidarse, el horror que supone una guerra. Toda una declaración de intenciones de lo que luego sería un relato cargado de un mensaje antibelicista. Continue reading »